SONÓ EL DESPERTADOR

 

“Ya no es lo mismo que ayer no se cómo sucedió

Los mismo sueños que habían antes ya se han ido

Mis rodillas no se doblan como antaño, y

Mis manos se han caído y el dolor aumenta cada día más”

 

Estas son las líneas de la segunda parte de mi canción DESPERTAR, debo confesar sin ánimo de querer hablar de mí, que cuando escribí esta canción, veía a mi alrededor una serie de personas y comunidades vacías de Dios, y muy llenas de sí mismo, otras mirando atrás como aquella mujer convertida en estatua de sal, también debo decir que he atravesado momentos de sequedad e invierno espiritual, como desiertos que me han dejado sin fuerzas, ni siquiera para hablar con Dios, pero es allí donde soy confrontado y entendido en LAS COSAS QUE DIOS QUIERE HACER Y ESTA HACIENDO. Recuerdo la palabra que Dios le dijo a Oseas, refiriéndose a su pueblo: “La atraeré y la llevare al desierto para hablarle a su corazón” Oseas: 2:14.

Cuando atravesamos un desierto espiritual, casi siempre hay 2 opciones, como todo en la vida, 1. Humillarnos hasta ser confrontados y cambiar, o 2. Entrar en una pasividad o estancamiento, u obedecer al señor yendo directamente a Nínive o hacer escala en el mar de la Hipocresía  de Tarsis.

El dolor, el miedo, el cansancio, el hastió, o cualquier otro sentimiento negativo que nos pueda abordar, es libre de venir, es más, somos libres de sentirlo, en algún momento pasara, pero SIEMPRE tendremos que hacer lo correcto, por encima de lo que sintamos.

Efesios 5:14

Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo.(RVR)

 

No es un mensaje o una palabra nueva, ha sido dada a muchísimos hombres y mujeres como Jonás, Elías, Josué, etc., Levántate, despierta, esfuérzate!!!

SONÓ EL DESPERTADOR, y lo hemos callado, o sencillamente no hemos querido hacer caso.

Tampoco es un mensaje de motivación o para decirte que debes ganar.

Muchos han hablado de que la iglesia debe despertar y “Tomar Su Lugar”, conquistar, y otras cosas más, pero en el tema que hoy nos atañe quiero hablar de DESPERTAR, para que JESÚS, sea el que TOME SU LUGAR en SU Iglesia y en el mundo; y esto trata de desafiarnos a regresar a la esencia y lo que Jesús planto en el corazón de sus apóstoles, NUNCA DIJO: Vayan Conquisten!!! Lo que dijo fue: SEAN TESTIGOS de lo que han visto y oído! (Hechos:1:8)

https://www.youtube.com/watch?v=Q05LXsL_T6E

RENDIR CUENTAS

socio tecnologicoEste mensaje va para aquellos que les cuesta “rendir cuentas”, para aquellos que no les gusta sujetarse a una persona que este un cargo más arriba de ellos…Recuerdo estar muy “pelao” cuando empecé a trabajar en grupos musicales de diferentes tipos de género y con muchas personas por supuesto, todas distintas en su forma de ser y obviamente con un superior, director o líder; Siempre tuve una dificultad con mi carácter, por ser explosivo, y por ser como dice mi esposa “Una Chispita”, esto hacia que quisiera hablar todo el tiempo, que una llama innata de liderazgo existiera dentro mío, que quisiera dirigir los grupos o proyectos donde me encontrara participando hasta que una vez alguien me paro y me dijo una frase que nunca se me olvidara: “SI NO SABES ESTAR BAJO AUTORIDAD, JAMAS PODRÁS ESTAR SOBRE AUTORIDAD”, esta frase retumbo en mi ser,y entendí al Rey David que en medio de la persecución que hacia en contra de él, su líder en ese entonces el Rey Saúl, nunca levanto su mano para hacerle daño (1 Samuel: 26. 9), siempre sirvió a sus hermanos y a su padre (1 Samuel: 17. 17), siempre aunque tuvo mil errores, le dio cuentas a un hombre que aunque siendo el hombre de Dios de la época, estaba por debajo de su autoridad, Natan (1 Crónicas: 17. 1). David entendía el principio de AUTORIDAD, A David le importaba poco “el que dirán” de la gente, siempre tuvo como principio, “Rendir Cuentas” a alguien que él consideraba líder, no porque no pudiera ir directamente a Dios sino porque él entendía que Dios lo había puesto como autoridad, pero también bajo autoridad y que necesitaba tener a alguien visible que lo levantara pero que también lo corrigiera.
Respeta y honra a los que lo merecen, independientemente de sus errores, sea tu pareja, padres, jefe, director, etc, no pierdas cobertura. Si piensas que sabes más, o que eres mejor que tu superior, vas a fracasar liderando a alguien.
DS

Los Procesos.

23kom53

La vida está llena de procesos, etapas, peldaños que paso a paso vamos andando, como dice aquella frase célebre “caminante no hay camino, se hace camino al andar”.  Es imposible vivir una vida, sin que pasemos por todos estos procesos que de una u otra forma, nos conducirán del peldaño número uno, al número dos, y quizá muchos y muchas querrán tener en sus manos aquel control codiciado por el personaje que interpretaba el actor Adam Sandler en su película “Click”, donde solo apretaba un botón y se podía saltar todos esas “escenas” (situaciones) difíciles y complejas de su vida, tal vez nos preguntemos constantemente “POR QUE LA VIDA TIENE QUE SER ASI?” o “POR QUE DIOS NO ESCUCHA MI ORACIÓN”…, La vida mis queridos y queridas está salpicada por momentos de fortunio y momentos de dificultad, que definitivamente hacen de la vida una aventura y un trayecto menos monótono para algunos y algunas, los procesos hay que vivirlos paso a paso, disfrutándonos el viaje, haciendo que TODO valga, creciendo, madurando, no solo envejeciendo, porque como alguien diría: “ Si creciste y NO maduraste, solo envejeciste”,  no quieras tampoco ayudarle a Dios, o lo que es mas grave aun, adelantándote en el camino, porque un día Jacob quiso hacerlo y Dios lo dejo cojo, para que entendiera que solo al paso de Dios iba a poder caminar,  Dios siempre tendrá el control de todas las cosas, y siempre sabrá con un propósito quizá desconocido para nosotros, que es lo que quiere hacer con nuestra vida y hacia donde nos dirigirá, casi siempre te dirá donde te quiere llevar, pero no como te llevara. Confiemos en que todo saldrá bien y no como un acto de positivismo, sino sabiendo QUE TODAS LAS COSAS NOS AYUDARAN A BIEN. (Rom: 8:28). Si Dios te dio la vida es porque él sabía de antemano que podías con cada peldaño.