“Pasemos Al Otro Lado”

En la vida hay aciertos y desaciertos.
En el mundo hay gente que camina sin un norte y otros que corren desde el sur, hacia algo que les de valor a su existencia.
Amores que despedimos sin una razón, amores que se van porque no entendimos quienes son, amigos que estuvieron y se alejaron por falta de comprensión, conocidos que se metieron en nuestras vidas paso a paso y pasaron a ser personas mas que de paso.
Fracasos que se hacen llamar frustración, pero son lecciones, y logros que se hacen llamar éxito, pero son estaciones de refrigerio.
Algunos cuando caemos, nos levantamos porque nuestros padres nos decían, que nadie nos había visto, y si no lo hacemos, la famosa e incierta enfermedad “depresión” llega y nos grita: “culpa, y desesperación son tus padres, no tienes salida”, y que mentira nos hace creer; que mentira tan baja y tan ruin, la que nos hace creer el “desamor” o la “desilusión”, como nos nubla la visión, y nos encierra en esa jaula tan pequeña, y tan vacía, de la cual, el único que posee la llave, es Dios.
La felicidad, no se trata de mi, el verdadero éxito en nuestras diferentes áreas, no se enfoca en mi, se trata de EL, de nuestro creador, de entender que aunque quizá el duerma, o calle, se que estará en mi barca, y volveré a recordar que me dijo: “PASEMOS AL OTRO LADO”, y si El lo dijo, es porque así sera, no te quedes en la orilla de tus vacíos, de tus malos recuerdos, de tus frustraciones, desaciertos, o de tus debilidades, pasa la pagina, de ese libro maravilloso llamado VIDA, en la que tu eres el protagonista y Dios, su gran director, deja que El dirija tu vida, y no olvides que esta llena de complicaciones que se hacen llamar distracciones, pero en realidad son escalones y estaciones de aprendizaje, para entender que SOLOS nunca podremos, por eso el dijo y seguirá diciéndonos: “PASEMOS AL OTRO LADO!”