RENDIR CUENTAS

socio tecnologicoEste mensaje va para aquellos que les cuesta “rendir cuentas”, para aquellos que no les gusta sujetarse a una persona que este un cargo más arriba de ellos…Recuerdo estar muy “pelao” cuando empecé a trabajar en grupos musicales de diferentes tipos de género y con muchas personas por supuesto, todas distintas en su forma de ser y obviamente con un superior, director o líder; Siempre tuve una dificultad con mi carácter, por ser explosivo, y por ser como dice mi esposa “Una Chispita”, esto hacia que quisiera hablar todo el tiempo, que una llama innata de liderazgo existiera dentro mío, que quisiera dirigir los grupos o proyectos donde me encontrara participando hasta que una vez alguien me paro y me dijo una frase que nunca se me olvidara: “SI NO SABES ESTAR BAJO AUTORIDAD, JAMAS PODRÁS ESTAR SOBRE AUTORIDAD”, esta frase retumbo en mi ser,y entendí al Rey David que en medio de la persecución que hacia en contra de él, su líder en ese entonces el Rey Saúl, nunca levanto su mano para hacerle daño (1 Samuel: 26. 9), siempre sirvió a sus hermanos y a su padre (1 Samuel: 17. 17), siempre aunque tuvo mil errores, le dio cuentas a un hombre que aunque siendo el hombre de Dios de la época, estaba por debajo de su autoridad, Natan (1 Crónicas: 17. 1). David entendía el principio de AUTORIDAD, A David le importaba poco “el que dirán” de la gente, siempre tuvo como principio, “Rendir Cuentas” a alguien que él consideraba líder, no porque no pudiera ir directamente a Dios sino porque él entendía que Dios lo había puesto como autoridad, pero también bajo autoridad y que necesitaba tener a alguien visible que lo levantara pero que también lo corrigiera.
Respeta y honra a los que lo merecen, independientemente de sus errores, sea tu pareja, padres, jefe, director, etc, no pierdas cobertura. Si piensas que sabes más, o que eres mejor que tu superior, vas a fracasar liderando a alguien.
DS
Anuncios

“Pasemos Al Otro Lado”

En la vida hay aciertos y desaciertos.
En el mundo hay gente que camina sin un norte y otros que corren desde el sur, hacia algo que les de valor a su existencia.
Amores que despedimos sin una razón, amores que se van porque no entendimos quienes son, amigos que estuvieron y se alejaron por falta de comprensión, conocidos que se metieron en nuestras vidas paso a paso y pasaron a ser personas mas que de paso.
Fracasos que se hacen llamar frustración, pero son lecciones, y logros que se hacen llamar éxito, pero son estaciones de refrigerio.
Algunos cuando caemos, nos levantamos porque nuestros padres nos decían, que nadie nos había visto, y si no lo hacemos, la famosa e incierta enfermedad “depresión” llega y nos grita: “culpa, y desesperación son tus padres, no tienes salida”, y que mentira nos hace creer; que mentira tan baja y tan ruin, la que nos hace creer el “desamor” o la “desilusión”, como nos nubla la visión, y nos encierra en esa jaula tan pequeña, y tan vacía, de la cual, el único que posee la llave, es Dios.
La felicidad, no se trata de mi, el verdadero éxito en nuestras diferentes áreas, no se enfoca en mi, se trata de EL, de nuestro creador, de entender que aunque quizá el duerma, o calle, se que estará en mi barca, y volveré a recordar que me dijo: “PASEMOS AL OTRO LADO”, y si El lo dijo, es porque así sera, no te quedes en la orilla de tus vacíos, de tus malos recuerdos, de tus frustraciones, desaciertos, o de tus debilidades, pasa la pagina, de ese libro maravilloso llamado VIDA, en la que tu eres el protagonista y Dios, su gran director, deja que El dirija tu vida, y no olvides que esta llena de complicaciones que se hacen llamar distracciones, pero en realidad son escalones y estaciones de aprendizaje, para entender que SOLOS nunca podremos, por eso el dijo y seguirá diciéndonos: “PASEMOS AL OTRO LADO!”

…En Dios Confiamos…

La  palabra CONFIAR, tiene un significado muy importante cuando se trata de una situación difícil, El diccionario define la palabra “Confiar” como:  “Esperar con seguridad y credulidad que algo suceda/Encargar algo a alguien o ponerlo bajo su cuidado”, Confiar es someterme al trabajo de Dios en mi; cuando estamos en medio de una prueba en la vida, de un momento gris, o al borde de un colapso económico, se nos hace complicado y casi imposible confiar en Dios.

Por que nos cuesta tanto CREER que Dios tiene el control y que a El le importa nuestros asuntos? , tal vez sea el hecho de que vivimos en medio de una sociedad que sufre cada vez mas de ansiedad y de afán y eso ejerce presión sobre nosotros, o también el hecho de que vivimos en un mundo donde para creer hay que ver primero. 

A Dios le encanta que confiemos en El, y es que cuando lo hacemos estamos diciendo: “te entrego el control de mi situación” , entenderlo es complejo, vivirlo es doloroso, pero cuando logramos CONFIAR, es por que realmente estamos convencidos de que el trabaja mejor que nosotros, cuando NO lo hacemos le estamos arrebatando el control a Dios, y aparte lo ofendemos diciendo con nuestro acto: “yo puedo hacerlo mejor que tu”. Al desesperarnos, angustiarnos, o rendirnos, le damos gusto al enemigo, y mostramos un Dios pequeño.

Si no tuviéramos grados de dificultad en la vida, no lograríamos madurar nunca, si no confías en que Dios tiene el control y puede hacerlo mejor que tu, es por que aun no le conoces, permite que la situación que estas viviendo hoy, te muestre un Dios GRANDE!

TE BUSQUE

En estos días mientras termino la primera fase de mi nuevo disco,  haciendo los arreglos y la maqueta de la última canción que se titula “Te Busque” reflexionaba sobre algunas frases del coro, que dejan al descubierto lo que hoy brevemente quiero escribir. Frases como “…Te mire, sin saber quien eras tu, cual era mi verdad, te busque y lo que no sabia es que me encontraste, yo te llame, pero fuiste TU quien me llamo primero…”

Esto sucedió con David antes de ser Rey, Dios le dice a Samuel, deja de llorar por Saúl, porque me ha desobedecido y lo he rechazado,  he ESCOGIDO como Rey a uno de Belén.  Me llama la atención que es Dios mismo quien elige a un nuevo rey, no el pueblo, como había sucedido con Saúl; en alguna ocasión de mi vida alguien me dijo: “procura que te llamen, no que tu te ofrezcas” . Que bueno es cuando te llaman, te eligen, o te escogen, y no has sido tu quien se ofrece, es una sensación de importancia, de valor. Aunque muchos andan buscando a Dios, o buscando la felicidad, el dinero, el éxito, el propósito de la vida; Lo interesante de todo esto, es que 1. Dios es el que nos encontró y nos eligió desde antes de nacer, y no solo eso, si no que diseño un plan muy especial con un propósito especifico, lo único es que ese plan es “Condicional”; Se va a cumplir, SI. Pero dentro de los parámetros que Dios tiene para ti. 2. La felicidad, el éxito, etc., son el resultado de un esfuerzo y de una preparación, David tuvo un tiempo de anonimato y de preparación cuando pastoreaba las ovejas de su padre. Yo soy un convencido que Dios nos ha elegido, que no es en nuestras propias fuerzas, ni a nuestra manera,  David escribe en el Salmo 100. 3 Dios nos Eligió, y no nosotros a nosotros mismos, no es BUSCAR la bendición!  Si no que la bendición nos va a tener que SEGUIR. David escribe en el Salmo 23.6. “El bien y el favor de Dios me seguirán todos los días de mi vida”

Procura siempre la aprobación de Dios en TODO, y NO la de las demás personas. Procura siempre estar presto para Dios y sus planes, y NO solo para tus propios planes.

 

 

Danny Sánchez.